Pasta fresca sin gluten, con Thermomix® .

#Pastas y arroces 06 noviembre 2014

Pasta fresca sin gluten, con Thermomix® .

Muchos ya sabíamos que nuestra Thermomix® puede ayudarnos a la hora de hacer en casa nuestra propia pasta fresca, algo que es una ventaja y consigue que comamos más sano, pero cuando se cocina para alérgicos al gluten, poder hacer tu propia pasta se convierte en una necesidad, porque además de que ahorramos un buen dinero ganamos en salud, al librarnos de conservantes y demás aditivos que muchas veces llevan los productos sin gluten.

Hoy os contamos cómo con Thermomix® podemos hacer pasta fresca sin gluten.

¿Qué necesitamos? (Para 5 personas).

  • 300 gr aprox. de harina sin gluten marca Proceli.

  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra.

  • 4 huevos (de unos 6o gr cada uno).

  • 20 gr de vinagre o 20 gr de glucosa.


¿Cómo lo hacemos?

• Ponemos todos los ingredientes en el vaso, en el orden en el que aparecen, y programamos 2 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga.
• Sacamos la masa del vaso y la estiramos sobre papel de horno o entre 2 plásticos, previamente espolvoreados con harina.
• Cuando la masa esté bien fina, la cortamos en cuadrados para hacer canelones o en rectángulos para hacer lasaña.
• Si queremos hacer cintas (tipo tagliatelle) o cualquier otro tipo de forma, podemos usar una máquina para cortar pasta o bien, estirar la masa bien fina, espolvorearla con harina y enrollarla. Una vez enrollada, usamos un cuchillo afilado y cortamos aros del grosor deseado, los abrimos con la mano y los disponemos sobre la encimera espolvoreada con harina.

Sugerencia: Para obtener un mejor resultado conviene usar una máquina cortapastas. Trabaje con porciones de masa de aproximadamente 5 mm de grosor, ajustando el número del grosor cada vez hasta conseguir el deseado.
Hierva la pasta durante 2 ó 3 minutos en agua salada con un poco de aceite. Una vez cocida, escúrrala y sírvala con una salsa a su gusto.

Nota: La cantidad de harina que necesite estará en relación con el tamaño de los huevos. Si quiere hacer pasta de color verde, reemplace un huevo por 70 g de hojas de espinacas frescas (las hojas deben estar sin restos de agua, para que no añadan humedad a la masa).