Tarta de galletas.

#Postres y dulces 02 diciembre 2014

Tarta de galletas.

¿Quién no ha hecho, comido o escuchado hablar alguna vez a lo largo de su vida de la famosa tarta de galletas con chocolate y flan? Todos, ¿verdad? Pues ahora la podemos hacer también con Thermomix® de la manera más sencilla.

El resultado es espectacular, tiene un sabor de esos que donde va, triunfa.

¿Qué necesito?

Para la leche en la que mojaremos las galletas:

  • Unos 3 paquetes de galletas cuadradas o rectangulares.

  • 280 gr de leche.

  • 1 cta. vainilla líquida o azúcar vainillado

  • 1/2 palo de canela.

  • Se puede poner un chorrito de licor o café con leche, pero así queda también muy rica.


Para la crema de vainilla:

  • 500 gr de leche.

  • 2 huevos.

  • 50 gr de harina de maíz.

  • 50 gr de mantequilla que no esté fría.

  • 1 cucharadita de esencia de vainilla.

  • 100 gr de azúcar.


Para la crema de chocolate:

  • 500 gr de leche.

  • 2 huevos.

  • 75 gr de azúcar.

  • 75 gr de cacao en polvo.

  • 30 gr de harina de maíz.

  • 30 gr de mantequilla a temperatura ambiente.


Para la cobertura de chocolate:

  • 150 gr de nata líquida de montar.

  • 150 gr de chocolate fondant o el que más os guste.


 

¿Cómo la preparamos?

Primero vamos a infusionar la leche en la que mojaremos las galletas. Para ello ponemos en el vaso la leche, la vainilla y el palo de canela, programamos 3 ó 4 min, 90º, giro a la izquierda y velocidad cuchara. Tiene que llegar en ese tiempo a alcanzar los 90º, si no llega pondremos uno o dos minutos más a las mismas velocidades y temperatura. La echamos en un bol y la reservamos mientras preparamos las cremas.

  • Ahora vamos a hacer la crema de vainilla:


Ponemos todos los ingredientes en el vaso y mezclamos durante 20 segundos a velocidad 5. Ahora Colocamos la mariposa y programamos 10 o 12 minutos a 90º, velocidad 2. Cuando acabe el tiempo tiene que habernos quedado una crema espesa, en caso de que esté muy líquida le damos unos minutos más a la misma velocidad y temperatura.  La pasamos a un bol y la reservamos mientras hacemos la de chocolate.

  • Preparación de la crema de chocolate:


No es necesario lavar el vaso de la crema anterior. Ponemos todos los ingredientes y mezclamos 20 segundos a velocidad 5. Ponemos la mariposa y programamos 10 o 12 minutos a 90º, velocidad 2. Os digo lo mismo que antes, la crema debe quedar espesa, si no es así, un poco más de tiempo a igual velocidad y temperatura. Mientras se acaba de hacer esta crema yo aprovecho para ir montando la primera capa de la tarta, os explico cómo en el siguiente paso.

  • Vamos a montar la tarta:


Cogemos nuestro molde, a ser posible cuadrado o rectangular y de los que son desmoldables, pero nos puede valer cualquiera, de un tamaño aproximado de 24 o 26 centímetros.

Empezamos a mojar galletas en la leche, pero sólo un segundo o dos, para que no se rompan, y las vamos colocando en lo fondo del molde de forma que lo cubran por completo, cambiándolas de posición, aprovechando trocitos o partiéndolas si hace falta.

Una vez puesta la primera capa de galletas la cubrimos con una de crema de vainilla. Usaremos aproximadamente la mitad de la crema que tenemos, porque la tarta admitirá dos capas de cada crema. La extendemos bien para que cubra las galletas por completo y ponemos encima otra capa de galletas mojadas en la leche.

Sobre esta segunda capa de galletas pondremos crema de chocolate y así sucesivamente hasta tener de forma alterna dos capas de cada crema. Encima de la última capa de chocolate ponemos otra de galletas y ahora preparamos la cobertura de chocolate con la que coronaremos nuestra tarta.

  • Hacemos la cobertura:


Es muy fácil, sólo tenemos que poner en el vaso la nata y el chocolate troceado y programar 3 minutos, 50º y velocidad 2. Echamos el resultado sobre nuestra tarta y movemos un poco el molde para que se cubran con ella todas las galletas.

Nuestra tarta está lista para reposar en la nevera unas horas, pero os recomiendo que si podéis la hagáis de un día para otro, está mucho más buena.

A la hora de comerla se desmolda y se decora como más nos guste, con nata, fideos de colores, gominolas, lacasitos, incluso fruta. Está deliciosa.