Rallar, moler y pulverizar con Thermomix® y TM5.

#Trucos 25 junio 2015

Rallar, moler y pulverizar con Thermomix® y TM5.

¿Cuántas veces nos hemos puesto a ordenar la cocina y nos hemos dado cuenta de que tenemos un montón de cacharros? Pues ahora con Thermomix® y TM5 podemos guardar ralladores, pasapurés o molinillos en el fondo de un mueble y no usarlos jamás, porque todos estos aparatos están integrados en nuestro Thermomix® .

Dependiendo de los ingredientes que queramos transformar, usaremos una velocidad u otra de nuestro Thermomix® y TM5, ya que no se requiere la misma fuerza para rallar queso que para moler pan, legumbres o pulverizar azúcar.

Rallar, moler y pulverizar con Thermomix® y TM5.

Rallar, moler y pulverizar con Thermomix® y TM5.Por ejemplo, el azúcar es uno de los ingredientes más duros que existen, así que para convertirla en azúcar glass la pondremos en el vaso del Thermomix® y usaremos la velocidad 10 hasta que veamos que sale polvo blanco a través del bocal. Es importante que el vaso del Thermomix® y del TM5 esté muy seco a la hora de pulverizar azúcar y también harinas, por lo que tendremos que realizar un “centrifugado” antes de añadir el ingrediente.

El “centrifugado” no es más que poner el vaso vacío del Thermomix® y TM5 y programarle 20 segundos a velocidad 10. De esta manera los restos de agua acabarán en las paredes del vaso y podremos secar con un trapo de cocina o con papel absorbente. Este mismo resultado se obtiene pulsando varias veces el botón Turbo de Thermomix® o programando 2 segundos en velocidad Turbo en el nuevo modelo TM5.

Para obtener un resultado homogéneo a la hora de rallar, moler o pulverizar en Thermomix® y TM5, es importante no llenar el vaso más de la mitad de su capacidad. Además de azúcar se pueden transformar otros muchos ingredientes como chocolate, frutos secos, hierbas aromáticas, etc. Si se quiere rallar queso parmesano o pan duro sólo hay que poner el ingrediente en trozos dentro del vaso del Thermomix® o TM5 y programar 10 segundos a velocidades progresivas entre 5 y 10. Si se tratase de un queso más blando se pondría de la misma forma pero usando sólo la velocidad 5.

Rallar, moler y pulverizar con Thermomix® y TM5.

A la hora de pulverizar pieles de cítricos que servirán luego como aromatizantes naturales, debemos tener en cuenta que si no se trata de cantidades grandes, es mejor si ponemos el vaso vacío de Thermomix® y Tm5, programamos  a velocidad 10 y una vez en marcha añadimos las pieles por el bocal. De esta manera sólo necesitamos unos segundos de pulverización y además evitamos que se dispersen y queden pegadas a las paredes del vaso o la tapa.

Rallar, moler y pulverizar con Thermomix® y TM5.Si queremos elaborar harinas caseras, algo muy útil para personas con intolerancias y alergias, podemos hacerlo usando esta función de nuestro Thermomix® y TM5, ya que sólo tenemos que poner medio kilo del ingrediente en el vaso (garbanzos, maíz, arroz, etc.) y pulverizar durante 2 ó 3 minutos a velocidad 10. Para que estas harinas se puedan agregar a otras recetas tendremos que cocinarlas durante 30 minutos en el Thermomix® o TM5, a temperatura Varoma y velocidad 3, quitando el cubilete para evitar la humedad. De esta forma deshidratamos la harina. Por último la dejaremos enfriar dentro del vaso y la volveremos a pulverizar.