Patatas con bacon y queso.

#Verduras, hortalizas y ensaladas 14 enero 2015

Patatas con bacon y queso.

Esta noche nos vamos a saltar la dieta, porque todos nos merecemos un capricho de vez en cuando y porque hay una persona que acaba de salir del hospital y necesita reponer fuerzas, por eso le vamos a preparar estas deliciosas patatas al estilo de un famoso restaurante que no queremos nombrar, así que las llamaremos patatas con bacon y queso.

Para preparar esta receta hay que hacer la salsa como mínimo dos horas antes de acabar la receta, porque necesita reposar, pero una vez hecha, esta salsa aguanta varios días en la nevera guardada en un bote, así que la podemos tener preparada con antelación.

Os pongo los ingredientes de la salsa:

  • 50 gr de cebolleta o cebolla.

  • 15 gr de aceite.

  • 170 gr de leche semi.

  • Una cucharada sopera de vinagre.

  • 120 gr de nata de montar.

  • 4 gotitas de zumo de limón.

  • Media cucharadita de ajo en polvo.

  • Una pizca de eneldo seco.

  • Pimienta negra.

  • Una cucharadita de sal.

  • Orégano seco.

  • 100 gr de mahonesa espesa.


¿Cómo hacemos la salsa?

Ponemos la cebolla en el vaso y la picamos 2 segundos a velocidad 5. Bajamos los restos de las paredes del vaso y le añadimos el aceite. Pochamos la cebolla durante 3 minutos, temperatura Varoma y velocidad 1.

Añadimos la leche y el vinagre y mezclamos a velocidad 5 durante 10 segundos. Ahora tendremos que dejar reposar sin abrir el vaso durante 15 minutos para que la leche se corte y baje la temperatura. Que no os asuste lo de cortar la leche, es la clave para la salsa.

A continuación pondremos la nata, las gotitas de limón, el ajo en polvo, el eneldo, la pimienta, la sal, el orégano y por último, la mahonesa espesa. Lo mezclamos todo durante 10 segundos a velocidad 3.

Ya sólo nos falta volcar la salsa en un tupper o bote de cristal y conservarla en la nevera un mínimo de dos horas.

El resto de ingredientes son:

  • Patatas fritas.

  • Unos 120 gr de bacon.

  • Queso rallado 4 quesos.


A la hora de comer, freiremos las patatas cortadas en bastones, es decir, patatas fritas al estilo tradicional y les echamos un poco de sal.

Pasaremos el bacon por la sartén para freirlo y lo cortaremos en trocitos pequeños o tiras. Yo he puesto también un poco de pavo en lonchas que también he pasado por la plancha y lo he cortado, le ha dado un toque estupendo. También puede ser jamón cocido, aunque la receta original es sólo con bacon.

Ahora ponemos las patatas en una fuente, las regamos con la salsa, le mezclamos los trocitos de bacon y le ponemos el queso rallado por encima. Mezclamos bien para que todo se mezcle y volvemos a poner algo más de queso encima para que se gratine.

Lo metemos en el horno y gratinamos hasta que el queso se funda. Es importante servir bien caliente.

Esta receta sí que no os la podéis perder, es una delicia para el paladar, y aunque sea una bomba calórica, merecen mucho la pena las horas de gimnasio de después sólo por el placer de comerlas.